Cómo mejorar tu redacción en 5 pasos

mejorar la redacción

Me encantaría poder decirte que el café te ayudará mágicamente a mejorar tu redacción. Pero la realidad es que redactar es un arte que puede –y debe– aprenderse rápidamente, si le pones algo de empeño.

  • ¿Tengo que leer mucho para redactar bien? Si.
  • ¿No basta con tener el conocimiento para comunicar bien las ideas? No.
  • ¿Necesito invertir mucho tiempo en esto? No.

Para comunicar a otro lo que sabes, necesitas transmitir las ideas con claridad. Debes aprender a construir frases precisas, lógicas y sencillas. Frases con propósito.

¿Qué lograrás al mejorar tu redacción?

  1. Ganarás respeto. El brillante conocimiento que manejas, dejará de serlo una vez que quieras transmitir cualquier idea en cualquier escrito. Y en el ámbito profesional, la redacción es uno de los factores clave que determinan la buena preparación académica e integral de una persona.
  2. Podrás generar dinero. En este momento te estás beneficiando de un conocimiento escrito. Tú estás ganando una nueva herramienta, y yo estoy ganando dinero. Así funciona.
  3. Venderás mejor cualquier cosa. Al dominar la redacción, será más sencillo persuadir, alimentar un texto con palabras clave y llamadas a la acción que impulsen a la persona a comprar.
  4. Podrás generar pasivos. Sea en el campo de la educación por medio de cursos y guías, o redactando para blogs y tiendas en línea, podrás generar una larga lista de pasivos que te estarán generando dinero extra.
 

Paso 1. Ten claro el objetivo al redactar

Conocer cuál es tu objetivo antes de empezar a escribir te ayudará a organizar y estructurar convenientemente las ideas. Redactar un escrito para la venta, no es igual a redactar una nota informativa.

  • ¿Qué mensaje quieres transmitir?
  • ¿Para quién vas a escribir?
  • ¿Representarás a una marca, o escribirás en tu propio nombre?
  • ¿Sobre qué vas a escribir?
  • ¿Qué fuentes vas a utilizar?
  • ¿Qué resultados esperas obtener?

Estas preguntas te orientarán al definir el objetivo de lo que piensas redactar. Este paso no resulta en un entregable. Más bien son preguntas que acondicionarán tu mente, para orientar las ideas en la dirección correcta.

 

Paso 2. Define el tono según tu audiencia

Es posible que trates a todos los extraños con la misma cordialidad. Pero cuando conoces a una persona, sabes exactamente cómo hablarle para que disfrute de la conversación.

Este paso, por lo tanto, consiste en definir el lenguaje con el que redactas.

  • ¿Escribirás a una audiencia muy sofisticada o alguna institución? Entonces el nivel de formalidad incrementará.
  • ¿Debes escribir a jóvenes millennials amantes de la tecnología? Quizá se sientan más cómodos si un compañero amigable y cercano, les explica las cosas en un tono más casual.
  • ¿Deseas escribir para amas de casa? No importa quién seas, tendrás que convertirte en una ama de casa experta en DIY, macramé y decoración de interiores, para entrar en sintonía.

 

Paso 3. Cuida tu ortografía

¿Ya revisaste tu texto? Vuelve a revisar una vez más. ¿Tienes dudas si es con o sin «H»? Asegúrate de ello. Cuando revisas muy bien tus textos, estás demostrando respeto por el lector.

Si quieres perder el respeto y la credibilidad que has ganado en unos pocos segundos, deja que la prisa te lleve y entrégalo tal y como salió.

Algunos errores son graves. Otros, sencillamente se cuelan sin quererlo, y podemos vivir con ello. Estas herramientas pueden ayudarte a verificar, algunas son pagas y otras gratuitas:

  1. Stilus
  2. Spellboy
  3. Corrector Online
  4. Castellano Online
  5. Utiliza –y presta atención– a los correctores de MS Office o Google Document.

Paso 4. Ve directo al grano

Hoy pocas personas entran en internet con la idea de disfrutar de un contenido. Si entran al navegador, generalmente lo hacen con la intención de escanear, dar con lo que necesitan y salir. Y si encuentran un vídeo de un minuto, mejor.

¿Cómo saber si mi texto es legible? Te encantará conocer una herramienta llamada «Legible«. Diseñada específicamente para indicarte qué tan fácil de entender es tu idea, según autores.

Y el remedio definitivo para no incluir relleno en tus notas, es la investigación. Evita que las ideas se basen sólo en tus conocimientos. Procura añadir cifras y datos reales que respalden lo que afirmas. Todos tus párrafos deben agregar valor.

 

Paso 5. Sigue una estructura que atrape

Evita bloques de texto. Es aburrido, a menos que se trate de una columna de prensa. Puedes seguir las siguientes reglas doradas basadas en la prueba de Legibilidad de Flesh:

  1. Evita que las frases superen las 20 palabras de punto a punto.
  2. Los párrafos no deben superar las 3 frases de 20 palabras.
  3. Asegúrate de que cada párrafo tenga más de 60 palabras.
  4. Evita palabras con demasiadas sílabas.
  5. Utiliza palabras de transición.
  6. Utiliza moderadamente «negritas» para resaltar las ideas principales de cada párrafo.
  7. Evita que los subtemas superen los 3 párrafos.

Cómo mejorar tu redacción y gramática al mismo tiempo

  1. Lee autores que admires. artículos o libros que empleen un estilo de redacción similar al que quieres adoptar. Fíjate en su manera de conectar las ideas y comunicar la información. Y si tienes dudas un significado, investiga. 
  2. Las palabras complejas quedaron en el pasado. Antes el vocabulario era mucho más rico y amplio. Los redactores se esforzaban por documentarse bien antes de comunicar una idea sencilla. Hoy eso es historia. A mayor sencillez y brevedad, mejor redacción.
  3. La práctica hace al maestro. En la medida que redactes, notarás qué tipo de palabras no deberías combinar en una expresión, qué tipo de conectivos y palabras de transición usar y cómo simplificar las ideas.

 

Busca un lugar adecuado para escribir

Al momento de escribir, busca un lugar libre de distracciones. Evita perder la concentración haciendo muchas actividades a la vez. Si tu mente se enfoca en una sola idea, podrás comunicarla mejor.

 

Eres una persona brillante con buenas ideas y conocimientos. Mejorar la redacción te permitirá traducir a palabras sencilla, todo aquello que te has esforzado por aprender. Deja un comentario si te ha servido la información, o si necesitas algo de ayuda con esto.

¡Hasta el próximo café!

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *