La globalización actual y la transformación digital han convertido los mercados en mundos sumamente competitivos. Independientemente del espectro de acción de tu empresa, necesitas aplicar estrategias tanto online como offline, que permitan diferenciarte de la competencia y maximizar tus resultados. A continuación, encontrarás una serie de estrategias de marketing para diferentes tipos de negocio cuya aplicación te puede poner un paso más cerca del éxito deseado.

Implementa un sistema de fidelización para tus mejores clientes. Utiliza ofertas, descuentos o premios según su consumo. Establecer una cantidad de puntos para obtener un plato o una bebida es una buena forma de mantener esa conexión.

Permite que tus clientes siempre tengan a la mano tu menú en tus redes y sitio web. De igual forma, aplica herramientas online para gestión de reservas, toma en cuenta la optimización para diversos dispositivos móviles.

Realizar eventos con presentaciones o invitados especiales es un imán para los clientes. Hacer una noche de concierto en vivo, invitar un comediante y llevar a cabo un stand up, una presentación de un grupo de baile o sencillamente una noche de cine. Todas estas colaboran al llene del local.

Realiza campañas de anuncios segmentados por geolocalización usando Google (Google My Business y Maps), Instagram, Facebook o Twitter. Esto te da la posibilidad de alcanzar a un potencial cliente que se encuentre buscando cerca de tu restaurante.

El #Foodporn es el boom hoy en día en las redes sociales, sobre todo en Instagram y Facebook. Enfócate en publicar fotografías y videos de alta calidad para provocar y atraer a los clientes hasta tu restaurante. Igualmente sirven para dar a conocer promociones, concursos y demás información de interés.

Muchos consumidores quizás no pueden o quieren salir de sus hogares, pero esa no es razón para no poder recibir tus servicios. Utiliza las entregas a domicilio, para ello puedes sumarte a los servicios y aplicaciones de entregas existentes o hacerlo por ti mismo.

Nuevamente puedes sacar partido de tu blog corporativo o redes sociales para publicar contenido de valor. Haz una lista con algunas de tus recetas y muestra algún que otro video para enseñar cómo se preparan. Esto genera buenas emociones en los usuarios además de mayor interacción.